• Más allá de una palabra: Origen y evolu...

Más allá de una palabra: Origen y evolución

Publicado por Sara

Un idioma es un instrumento muy poderoso. Históricamente los idiomas aparecieron para que el ser humano pudiera comunicarse y convivir con los suyos, hacer comercio y relacionarse con los demás.Y por más sociable que pudiera ser, también era autóctona. La necesidad de identificarse a una tribu, a una creencia o una herencia cultural hizo que la tierra se enriqueciera con mucha diversidad de idiomas     y de dialectos. 

Encuentra tu profesor ideal

El latín, por ejemplo, fue el idioma oficial del imperio romano en muchas partes de Europa. Y de ello, aparecieron idiomas iberoamericanos como el español, otros galorrománicos como el francés e itálicos como el Italiano. Pero son idiomas que se han desarrollado y cambiado por separado según la religión, la cultura, la posición geográfica, la historia...etc. 

El método de aprender idiomas, es más sofisticado que solo memorizar un vocabulario. Un idioma que proviene del mismo origen al de su lengua materna, puede parecer más fácil de aprender. ¡Y puede ser! Pero tomarlo como norma es un error que comete la mayoría de la gente. 

Por ejemplo: La frase “Être embarrassé” no es lo mismo que decir en español “Estar embarazada”. De hecho, no tiene nada que ver y puede causar confusión. Ya que el significado en francés de “Être embarrassé” es “Estar avergonzado”. 

Es comprensible el dilema cuando comparamos palabras universales, como: el amor, la esperanza, la paz… Los cuales en francés suenan igual [ l’amour, l’espérance, la paix ]. Sin embargo, aunque existan coincidencias lingüísticas, no debería ser un hábito traducir literalmente las frases al idioma materno. 

La expresiónça me réchauffe le coeur”, que quiere decir literalmente “me calienta el corazón” o, mejor dicho en español “me alegra el corazón”. Es una expresión que transmite una sensación de alivio, un sentimiento de cariño. Es una expresión cuyo origen nos traslada a una parte del mundo donde hace tanto frío que asocian una expresión bonita a una sensación de calor reconfortante.

¿Es posible traducir la misma frase al àrabe sin cambiar el sentido? SI, si es posible si consideramos el siguiente factor: El origen de la cultura àrabe antes se extendía en el medio oriente. Allí, donde el desierto y la sequía, el alivio no se encuentra en calor sino en frío. Y por eso para expresar lo mismo, originalmente, lo correcto es decir, me enfría el corazón,    “أثلجت قلبي”. 

Está claro que hay más ejemplos que los que hemos enumerado en este artículo. Por lo cual no podemos explicarlos todos. Pero lo seguro es, que la complejidad de un idioma requiere un interés peculiar  para que se conserve la herencia lingüística.

¿Te ha gustado? Compártelo

Sara

Síguenos en
© 2007 - 2021 Tusclasesparticulares.cl Mapa web: Profesores particulares